LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN JÓVENES

LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN JÓVENES

http://www.rtve.es/alacarta/videos/corazon/corazon-11-10-17/4255255/

Parece avanzar un fenómeno mundial: el de las relaciones de parejas cuyos hombres son mucho mayores que sus mujeres. También se da el caso contrario, pero menos, de mujeres con más edad que sus novios o cónyuges,  como acaba de suceder entre Carmen Martínez-Bordiú, de 66 años, y su nuevo amor, de 32. Y la memoria colectiva guarda los casos ya pasados y más recientes de Demi Moore, siempre con acompañantes mucho más jóvenes que ella; y el sonado y polémico romance, culminando en boda, de la Duquesa de Alba y Alfonso Díez.

En la actualidad, como ha recogido un reportaje del magazine “Corazón” de TVE, se cuentan las enormes diferencias de edad de otros famosos, como el marqués de Griñón, 41 años mayor que su esposa; el ilustre escritor Mario Vargas Llosa, con 15 años más que Isabel Preysler; Cayetano Martínez de Irujo, de 54 y su novia de 21; Shakira lleva 10 años a Piké; la diosa del pop, Madonna,  y Jennifer Lopez, tampoco se han cortado un pelo para estar con hombres mucho más jóvenes que ellas;  Richard Gere le lleva 34 años de diferencia a su novia; George Clooney tiene 56 y 39 su mujer. La lista es muy larga, sin olvidar al menos a Michael Douglas y a Risto Mejide, teniendo 42 el popular publicista televisivo y su mujer 21.

No cabe duda de que los más atrevidos están pulverizando el modelo estándar de una sociedad plagada de divorcios y matrimonios aburridísimos que, hartos de rutinas, quedan deslegitimados para afirmar, con moralina barata, que su fórmula tradicional es infalible y la correcta. Ya no son los perfectos amantes. Sobre todo cuando hay tantas infidelidades que esconder y tantos deseos íntimos que ocultar. ¡Habría que descubrir las envidias de aquellos casados que ya querrían estar en la piel de los conquistadores que censuran!

Nadie posee una regla de oro para el matrimonio eterno, pero está claro que esas enormes diferencias de edad citadas, no son obstáculos para unirse en pareja que luche por serlo para toda la vida. En realidad están demostrando el potente atractivo que supone tender esos puentes temporales entre una persona y otra, heteros o no, aunque en general entre un hombre y una mujer. La más que notable diferencia de edad entre ambos parece convertirse en un aliado fascinante del amor, que propicia un enriquecimiento de incalculable valor para la pareja, un gran servidor de respeto y sintonía. Y para los hombres, una fuente de verdadera  -que no imaginaria-  regeneración celular e intelectual. La vida sexual, no digamos, está llena de placenteros alicientes.

Parece como si la mítica película de Marilyn Monroe y Jane Russel hubiera conocido, precisamente por los años transcurridos desde su estreno en 1953, un nuevo título. Habría que preguntarle a los caballeros si ahora, en vez de rubias, las prefieren jóvenes. Pero igualmente habría que preguntarle a las jovencitas porqué los prefieren tan mayores. Esa respuesta sería lo más interesante. Posiblemente saldría muy mal parado un mundo de hombres jóvenes al que las mejores piezas se le están escapando de las manos.

Pepe Fuertes

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*