LICENCIA PARA RECORDAR

Se tiene muchas veces la idea de que la nostalgia fuera una  enfermedad, la noción de que es negativa y conveniente apartarse de ella como de uno de los caminos que nos lleva directos a la tristeza. Y es verdad que hay una nostalgia que entristece, una nostalgia de pena en vena que nos paraliza, como si por mirar hacia atrás llenásemos nuestra vida de recuerdos, pero a costa de perder de vista el horizonte. Desde luego no me gusta el pasado como si se chupeteara un caramelo, como si lo convirtiéramos en una morfina que nos durmiera sin futuro.

Hay, sin embargo, una nostalgia a la que me apunto: la que me enseña que el pasado también soy yo, un ser humano que lleva puestos encima todos sus tiempos, todas sus edades, igual que la corteza del mundo está hecha de eras. Esa nostalgia me llena de agradecimiento por lo vivido. Quienes detestan por principio la nostalgia, permítanme sentirme feliz recordando a Roger Moore, El Santo, el persuasor, Ivanhoe o el agente 007. Déjenme que tenga licencia para recordarlo en mis estampitas de famosos de la televisión, cuando mi infancia fue un álbum Maga lleno de vida y color, cuando en los patios del colegio intercambiábamos cromos, cuando en los recreos dijimos tantas veces “lo tengo, no lo tengo”, cuando mi tiempo de niño dejó uno de los olores más penetrantes de la memoria, el del pegamento Imedio.

Aquel álbum de astros como Roger Moore se va quedando sin ellos en la vida de papel de las estrellas, sin esa gente fantástica de la televisión en blanco y negro que empezaba en España. Mi álbum parece irse llenando de vacíos de estampas despegadas. Ayer dejó su hueco la de El Santo. Dicen que nadie es imprescindible. Mentira. Lo dirán por aquellos de quienes se puede prescindir. Porque será irrepetible aquel apuesto detective que al comienzo de cada capítulo se presentaba como Templar, Simón Templar, y de inmediato una famosa sintonía lo coronaba mientras él miraba sobre su cabeza el halo tan propio de los incomparables.

Pepe Fuertes

 

 

2 Comments en LICENCIA PARA RECORDAR

  1. Elena Laura Tellez Giron Tavares Elena Laura Téllez Girón Tavares // 28 mayo, 2017 en 21:55 // Responder

    ¡Qué grandes recuerdos has despertado Pepe Fuertes!
    Muchas gracias!!!

  2. para mi el mejor James Bond, irrepetible, D.E.P.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*